Nuestro Equipo

Rodrigo Ugarte

Socio

+56 2 28872200
rugarte@asyc.com
Áreas de Práctica

Derecho Laboral, Litigios.

Experiencia Relevante

Abogado de la Universidad de Los Andes, con estudios de postgrado en Derecho Laboral y Seguridad Social en la Universidad de Chile, el señor Ugarte dirige el área laboral de Aninat Schwencke & Cía. desde 2008, y se dedica principalmente a la asesoría de empresas en materias laborales corporativas, previsionales y de inmigración.

Ha representado a numerosos clientes nacionales e internacionales en negociaciones colectivas, estructuración de empresas y planes de compensación a ejecutivos, subcontratación de servicios y auditorías laborales preventivas. Se ha desempeñado como asesor en el Comité Laboral del Instituto Libertad y en el de la Asociación de Supermercados de Chile, ASACH AG.

El señor Ugarte cuenta con una vasta experiencia en litigación estratégica laboral, siendo un activo litigante ante las cortes, donde ha representado a importantes corporaciones nacionales y transnacionales, como Tivit, Prolam Young & Rubicam, Hill + Knowlton Strategies, Televisa, ENAP, Pizarreño, Asociación Chilena de Seguridad, Balfour Beatty Rail Projects, CAF Chile, Viñas Bisquertt y Viña Casas del Toqui, entre otras.

Representaciones Significativas Recientes
  • Actionline

Ante una paralización ilegal ocurrida en la compañía, se inició un juicio de desafuero contra los dirigentes sindicales, quienes promovieron dicho paro de cintillos que se extendió por varias horas, desencadenando la pérdida de clientes y el consecuente despido de cientos de trabajadores. El 2° Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago acogió la demanda de desafuero interpuesta por Actionline, sosteniendo que la legislación laboral sólo permite la huelga dentro del proceso de negociación colectiva reglada, declarando la ilicitud de una paralización fuera de dicho ámbito. Sin embargo, la Décima Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago revocó la sentencia y rechazó la demanda adoptando un criterio contrario a lo establecido en la ley y que ha impactado a la opinión pública, e incluso ha repercutido en la actual reforma laboral que se tramita en el Congreso. Tal fue el impacto de la paralización que Actionline se vio en la obligación de cerrar todas sus operaciones a contar del año 2015, procediendo a su término como consecuencia de la irreversible baja de sus ingresos financieros contables, la pérdida de importantes clientes, y las pérdidas económicas. Dicho cierre fue planeado y llevado a cabo por el equipo laboral de Aninat Schwencke & Cía., con el objeto de disminuir las contingencias asociadas, poniendo término a todos los contratos de trabajo de los trabajadores y negociando con aquellos que contaban con fuero maternal.

  • Televisa

Una ex trabajadora de Televisa que ejercía funciones de ejecutiva de venta directa demandó a la compañía solicitando el pago de una remuneración accesoria a las comisiones denominada como “semana corrida”. La demandante argumentaba que su remuneración variable se devengaba diariamente, puesto que la comisión que recibía tenía directa relación con las ventas efectuadas en el mes. A través de este juicio, el equipo laboral logró que se rechazara la demanda en todas sus partes, sentando un precedente para el resto de los ejecutivos de venta que prestan servicios en la compañía, demostrando que no era procedente el pago de la semana corrida por cuanto no se cumplía con los presupuestos contemplados en la ley que dan lugar a su pago. De esta forma, se logró acreditar que la comisión mensual que se le pagaba a la ejecutiva se generaba con la publicación de avisos publicitarios, que requería de una serie de procesos previos, de venta, visitas al cliente, propuesta del comité de arte, entre otros, no siendo posible su devengo diario.

  • Empresa Nacional del Petróleo

Aninat Schwencke & Cía. asesoró a la Empresa Nacional del Petróleo (en adelante, ENAP) ante una demanda interpuesta por un ex trabajador de indemnización de perjuicios, quien reclamaba haber contraído una enfermedad profesional de hipoacusia sensorio neural con resultado de pérdida de audición del oído izquierdo y parte importante del oído derecho en base a un 60% de incapacidad de ganancia, demandándose la suma de $65.000.000.- (US$ 44,293.09) a título de daño moral. Cabe señalar, que el ex trabajador prestó servicios por más de 10 años para ENAP, en las plataformas ubicadas en el Estrecho de Magallanes, alegando que en sus tareas diarias estuvo siempre expuesto a altos niveles de ruido, lo que habría provocado su pérdida de audición. Por su parte, la defensa de la compañía se encargó de demostrar ante los Tribunales de Justicia que el plazo de interposición de la acción legal interpuesta había prescrito y que, si bien pudiese existir enfermedad profesional, ésta no le causó incapacidad laboral. La sentencia fue recurrida de nulidad, fundada en infracciones de ley, tanto en lo que refiere al cómputo del plazo de prescripción; al establecimiento de la circunstancia que el demandante no presentó incapacidad y en cuanto a la condena en costas, todo lo cual fue rechazado por la Corte de Apelaciones de Santiago.

  • Asociación Chilena de Seguridad

Un ex médico cirujano de la Asociación Chilena de Seguridad (en adelante, ACHS) terminó unilateralmente su contrato de trabajo a través del mecanismo del autodespido o despido indirecto alegando que la ACHS habría incumplido gravemente las obligaciones que impone el contrato al modificar de forma unilateral sus condiciones, por lo que reclama el pago de las indemnizaciones legales que fueren procedentes, sumado el incremento legal de la indemnización por años de servicios en un 50%. Cabe señalar que el demandante celebró un Contrato Especial de Beca con ACHS, mediante el cual ACHS le concedió una Beca de Estudios de Especialización de Traumatología y Ortopedia en Temuco con una duración de tres años, y una vez terminados los estudios debía trabajar durante los tres años siguientes en alguna de las agencias de la ACHS en la Región Metropolitana, estableciéndose específicamente que en caso de incumplimiento de esta condición, el demandante debía restituir toda suma de dinero que la ACHS hubiera desembolsado a su favor. No obstante lo anterior, tan pronto el demandante terminó su Especialidad postuló de inmediato a un beca de Subespecialidad denominado “Fellow” de cadera y pelvis, sin informar a la Gerencia de Personas de la ACHS con quien había suscrito previamente el Contrato Especial de Beca. Lo anterior, ocasionó la imposibilidad de efectuar la devolución acordada por las partes por cuanto continuaría su programa de Fellow en Temuco. A raíz de lo anterior, las partes suscribieron un anexo de contrato en que establecieron que los años de formación como sub-especialista no servirían como devolución ni compensación de la beca otorgada. Así las cosas, el demandante solicitó al tribunal la declaración de nulidad del referido anexo, alegando un vicio de su consentimiento. El equipo laboral de Aninat Schwencke & Cía. logró establecer que las condiciones ofrecidas al demandante sólo constituían una oferta, no una modificación unilateral de su contrato y que el anexo suscrito no tenía vicio de nulidad alguno, por lo que el Tribunal Laboral declaró que el término de contrato de trabajo se debió a una renuncia del ex trabajador, no siendo procedente el pago de las indemnizaciones legales demandadas. De esta forma, la sentencia rechazó en todas sus partes la demanda interpuesta por el demandante en contra de ACHS, condenándolo al pago de las costas de la causa, las que avaluó en la suma de $1.000.000., debiendo la compañía pagar únicamente el feriado adeudado, el cual había sido expresamente reconocido en autos.

  • Morgan Industrial S.A.

Aninat Schwencke & Cía. asesoró a la multinacional Morgan Industrial S.A. (empresa canadiense de minería e ingeniería) en el proceso de adquisición societario por parte de la multinacional “HE Parts” (empresa de suministro de piezas y equipos para la minería). El proceso tuvo importantes consecuencias en el ámbito laboral: el equipo laboral realizó una exhaustiva revisión de los contratos, de los planes de bonificación, definió las compensaciones, etcétera, lo que significó un complejo sistema de sistematización de la información recogida. Además, Rodrigo Ugarte y su equipo debió regularizar el estado contractual del gerente general de Morgan, quien terminó su relación de trabajo con la compañía y comenzó a trabajar para HE Parts; así, se prestó asesoría en las negociaciones tanto respecto de las condiciones del fin de su relación laboral y la nueva negociación con HE Parts.

  • CAF Chile S.A.

El equipo laboral de Aninat Schwencke & Cía. asesora permanentemente a su cliente CAF Chile S.A. (filial nacional de CAF, compañía internacional que suministra trenes al Metro de Santiago) y participó activamente en su proceso de negociación colectiva y en las consecuentes demandas anti sindicales y de tutela de derechos. La negociación colectiva –que terminó a finales del año 2015- fue la segunda de la compañía, con las dificultades y complejidades que eso significa. El proceso fue exitoso para ambas partes, pero especialmente para CAF, ya que las partes pusieron término a reclamos históricos de los trabajadores que se venían negociando hacía meses, evitando, en lo posible, la paralización de las actividades de la compañía con el objeto de no afectar el normal funcionamiento de un servicio tan estratégico como es el que CAF aporta a Metro S.A.

  • Hill + Knowlton Strategies SpA.

El Gerente General de Hill + Knowlton Strategies SpA. terminó unilateralmente su contrato de trabajo con la Compañía, al señalar que el empleador habría incurrido en la causal legal del artículo 160 número 7 del Código del Trabajo “incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato” y en la causal contenida en el número 1 letra a) de la misma norma, “falta de probidad”, invocando para esto supuestos incumplimientos del empleador para con terceras personas, especialmente con los principales ejecutivos de la Compañía, al haber HKS supuestamente modificado unilateralmente las metas a considerar para la obtención de sus bonos, de una base local a una base que incluía los resultados de los países Latinoamericanos. Luego de presentar su carta de autodespido, el ex ejecutivo demandó laboralmente a la compañía, solicitando el pago de las indemnizaciones legales y recargos aplicables a las causales por él invocadas, además de la indemnización convencional, indemnización por daño moral, bono proporcional del año 2012, y remuneraciones adeudadas, conceptos que en su conjunto alcanzaban la suma de $161.473.777 (US$ 234,244.02). La defensa de la compañía se basó en el poder de dirección del empleador, y en la falta de cumplimiento de los requisitos para que se devengara el bono correspondiente al año 2011, junto a argumentar que en un autodespido no se pueden invocar cumplimientos que dicen relación con terceras personas, teoría del caso que fue aceptada tanto por los Tribunales del Trabajo como por la Corte de Apelaciones de Santiago, al haber rechazado la demanda interpuesta por el ex ejecutivo en todas sus partes.

  • Prolam Young & Rubicam

Durante los años 2004 y 2009, el director general de Prolam Young & Rubicam SA (en adelante, la “Compañía”) y ex accionista de la misma, vendió sus acciones en la empresa y firmó acuerdos de no competencia. Luego, con el fin de iniciar una nueva agencia de publicidad, en marzo de 2011 rescindió unilateralmente su contrato de trabajo y demandó a la Compañía ante el Tribunal del Trabajo, reclamando la vulneración de su derecho constitucional a la libre elección de su empleo, con el fin de desligarse de la cláusula de no competencia y del acuerdo de accionistas al que estaba sujeto, demandando a su vez, su nulidad, junto al pago de las indemnizaciones correspondientes por término de relación laboral. En noviembre de 2011, dicho Tribunal falló en su contra, rechazando su demanda legal en todas sus partes, sentencia que fue confirmada por la Corte de Apelaciones de Santiago, ordenando incluso al ex Director General al pago de las costas del juicio. Teniendo en cuenta el hecho de que los acuerdos de no competencia no están regulados en la legislación laboral chilena, y que hay pocas sentencias en esta materia, este fallo en particular constituye un precedente muy importante en la industria de la publicidad.

  • United Press International Chile Ltda.

A comienzos del año 2013, se descubrió un grave fraude en la oficina de United Press International en Chile, el que incluía a varios ejecutivos de la empresa y a sus abogados. Dicha situación en relación a los ejecutivos decía razón con desórdenes y manejos irregulares de los dineros de la empresa, habiendo constancia de graves problemas tributarios, manejo fraudulento de la oficina de Chile, irregulares pagos de dinero realizados a sus cónyuges, e importantes deudas a causa de dineros tomados directamente por ellos. Con los abogados de la compañía la situación fue todavía peor, al haber planificado un complot contra la compañía con la cooperación de varios ejecutivos. Específicamente, inventaron causas judiciales, tanto criminales como laborales, y las consecutivas sentencias judiciales condenatorias, ordenando a la compañía al pago de diversas sumas. Ya ocurridos los mencionados fraudes, UPI Chile se contactó con nuestro estudio de abogados, procediendo a estudiar y analizar los hechos, descubriendo los fraudes, desenmascarando a los ex ejecutivos de la compañía y a los abogados, con quienes se logró un beneficioso finiquito y transacción, y por último, patrocinando las complejas causas judiciales iniciadas con los ex ejecutivos, las que fueron transadas por menos del 20% del monto demandado. Esta compleja situación, y difíciles casos judiciales, que inicialmente parecían perdidos, fueron manejados por la oficina de manera exitosa, logrando dar un vuelco radical de su desenlace a favor de UPI.

  • Synapsis SpA

Un ex empleado de Synapsis SpA demandó a la compañía por el pago de beneficios que le habrían correspondido según su propia interpretación de las cláusulas del contrato colectivo de trabajo firmado por el sindicato de Synapsis y la compañía. Dentro de otros conceptos, demandaba cuantiosas cantidades por concepto de “semana corrida”, el que constituye un pago especial de las remuneraciones variables correspondientes a los domingos y festivos. Adicionalmente, reclamó las cuotas impagas del bono de término de conflicto, bono de gestión, y su feriado. Así, el trabajador tuvo una sentencia en su contra, ya que el tribunal concordó con la defensa de la compañía, la que señaló que los contratos de trabajo debían encontrarse vigentes a la época de devengamiento de cada cuota. La importancia de esta sentencia radica en el precedente que ha significado en la empresa lo que se refiere a la interpretación deficiente del contrato colectivo de trabajo, sin que los trabajadores que habían renunciado con el solo propósito de cobrar las cuotas impagas de los diversos beneficios de dicho contrato, hayan demandado a la compañía.

  • Garibaldi

Frente a una multa administrativa interpuesta por la Inspección del Trabajo a la Compañía por temas de higiene y seguridad, el equipo laboral, representando a la empresa, presentó una reconsideración administrativa, la que fue rechazada de plano, sin explicación alguna de las razones jurídicas que lo fundaron. En virtud de lo anterior, la compañía presentó un reclamo judicial alegando que el Director del Trabajo no habría cumplido con sus obligaciones legales, al haber dictado la resolución sin los argumentos que explicaran el rechazo de la reconsideración, reclamo que fue acogido por la Corte de Apelaciones, y que en definitiva, significó la revocación de la multa. El fallo en cuestión ha fijado precedente, siendo utilizado recurrentemente como jurisprudencia que funda reclamos similares, y, habiendo por su parte, significado el cambio en la manera de proceder de la misma Dirección del Trabajo.

  • Agsa Limitada

Asesoría a Inmobiliaria Agsa Limitada, la que contrató los servicios de una empresa constructora llamada Ingecob Construcciones Limitada para construir un condominio en las afueras de Santiago. En la mitad del proceso la empresa constructora fue declarada en quiebra, dejando de pagar las remuneraciones y despidiendo a todos los empleados sin pagar las indemnizaciones correspondientes. Esta situación afectó a alrededor de 500 trabajadores. En virtud de lo anterior, el cliente Inmobiliaria Agsa enfrentó una gran cantidad de demandas de los trabajadores de la empresa constructora, resolviendo los tribunales en una a favor de la Inmobiliaria y declarando, por su parte, una gran parte de las demandas prescritas, aplicando los nuevos conceptos sobre prescripción laboral establecidos recientemente por la Corte Suprema, lo que significó que la empresa no tuviera que desembolsar millonarias sumas de dinero.

Actividades Docentes y Académicas
Publicaciones
Educación
  • Universidad de Chile, Posgrado en Derecho Laboral y Seguridad Social, 2005.
  • Universidad de Los Andes, Facultad de Derecho, 1999.
Membresías
  • Colegio de Abogados de Chile, AG.
  • Se ha desempeñado como asesor en el Comité Laboral del Instituto Libertad y en el de la Asociación de Supermercados de Chile, ASACH AG.
Honores y Reconocimientos
  • Destacado por las publicaciones británicas Chambers and Partners y Legal 500 como abogado líder del país en materia de Litigios y Derecho Laboral.

Idiomas

Español e inglés.